90 años sin parar. Varias generaciones, gente que va y que viene, frustraciones, alegrías, recompensas, sorpresas. Es imposible resumir nueve décadas de trabajo, porque Construcciones Ramírez es mucho más que una empresa constructora. Es familia, cariño, dedicación y esfuerzo. Es visión, es pasión. Una trayectoria donde la transparencia, el respeto por el medio ambiente, por los ciudadanos y el bienestar de nuestro equipo han sido una constante. Y es así como seguimos aquí 90 años después, siendo valientes, dando lo mejor que tenemos, sin tener miedo a imaginar un futuro -mucho- mejor.

Responsabilidad Social Empresarial

Y es que somos personas muy afortunadas. Como habitantes de Galicia disfrutamos de un entorno privilegiado donde vivimos rodeados de agua y de vida. En Ramírez siempre hemos mirado hacia el futuro y conscientes de ello, desarrollamos una cultura empresarial orientada a las próximas generaciones. Está en nuesta esencia, que es constructiva por naturaleza y por ende estable, sostenible y duradera. Porque ese es el legado que tenemos que dejar para que el planeta exista.


1

Fomento del uso de las tecnologías sostenibles. Apostamos por conservar el entorno, el marco sobre el que se asientan nuestras obras, con las que tiene que coexistir.

2

Prioridad absoluta a materiales no contaminantes. Exploramos nuevas vías en productos mejorados.

3

Combate activo del feísmo, cuidando y protegiendo el paisaje, con carpas o paneles para ocultar los procesos en nuestras obras, sumando esto a nuestro férreo cumplimiento normativo.

4

Mejora continua del bienestar de nuestro equipo. Con formación, promoción y conciliación. Porque una persona que está a gusto con su trabajo desempeña mejor su cometido.

5

Promoción de los buenos valores a través del deporte. Apoyamos a diversos equipos para transmitir que esfuerzo, trabajo en equipo, resiliencia, compañerismo o deportividad son valores fundamentales para la vida.

6

Impulso al progreso con el apoyo a diferentes causas sociales y otros proyectos de filantropía en nuestro entorno más directo.

7

Implicación activa con el medio, promoviendo el plástico cero.
Empezando por la autorregulación, con nuestras propias instalaciones y obras con nuestro "Nasti de plastic".



FORTALEZA, ESTABILIDAD, FUTURO

Tras mas de nueve décadas en el sector de la construcción muchas cosas han cambiado, la mayoría para bien. A pesar de los baches y los diversos momentos históricos solo una ha permanecido inalterable a través de los años: nuestra determinación por hacer las cosas bien.

Es gracias a sus cualidades intrínsecas que nuestra política de calidad se ha mantenido constante en el tiempo. Y es que la calidad total es una parte fundamental de la esencia de Construcciones Ramírez. Nunca fue un propósito, nunca fueron promesas u objetivos sin cuantificar; fue un firme compromiso de mejora que afectó a los procesos, a las personas, a los materiales y las decisiones, siempre con la mirada puesta en el futuro.

Ser un referente para los que vienen, dejar el camino despejado y seguro ha sido y será nuestra meta. Y eso solo se consigue a través de la calidad, que es mucho más que un modo de entender el sector de la construcción: es un modo de entender la vida.